Suzuki bebés

Enseñanza musical dirigida a niños desde los dos años (en compañía de sus padres) con el objeto de comenzar a descubrir y disfrutar del ritmo, el canto, los sonidos, el silencio, el movimiento, las danzas y reconocer y manipular diferentes instrumentos musicales. Los niños de estas edades aprenden y descubren el mundo principalmente a través de la imitación, repetición, improvisación y exploración. Escuchar, hablar, cantar, experimentar con su cuerpo y voz, moverse, bailar, jugar, hacer música e imaginar… son actividades propias de esta primera educación musical.


  • _MG_0215
  • _MG_0208
  • _MG_0204
  • _MG_0191
  • _MG_0184
  • _MG_0166
  • _MG_0159
  • _MG_0215
  • _MG_0208
  • _MG_0204
  • _MG_0191
  • _MG_0184
  • _MG_0166
  • _MG_0159

En este taller de iniciación musical buscamos desarrollar habilidades tales como la escucha, la lateralidad, el canto, la percusión corporal, el reconocimiento de instrumentos, la sensibilidad, la concentración y la memoria. Los niños viven en su propio cuerpo los sonidos y la música a través de experiencias corporales, espaciales y afectivas antes de ser comprendidas intelectualmente. Comenzamos a crear los vínculos del niño con su entorno afectivo/musical, a incrementar su autonomía y autoestima y a reforzar el Triángulo Suzuki (niño, padre, profesor).

Metodología: Nuestras sesiones son colectivas y semanales.

Exploramos cuatro bloques musicales:

Educación Auditiva: Escuchar y reconocer. 

Queremos desarrollar la capacidad de escucha y silencio. De este modo, favorecemos estados de tranquilidad y relajación, que a veces tanto cuesta conseguir en estas edades. Fomentamos una actitud abierta ante todo lo que suena para que el niño se prepare para escuchar y comprender la música.

Educación Vocal: Hablar y cantar
Uno de los elementos básicos en la comunicación es la voz humana. La herramienta principal que usamos en la educación musical durante los primeros años es la voz a través de la canción. Hablar y cantar son ejes básicos en la educación vocal. Es por ello que enseñamos canciones infantiles, canciones populares, ejercicios de improvisación, juegos sonoros, etc.

Educación Rítmica: Ritmo y movimiento
En toda la primera infancia hay una intensa unidad entre movimiento y estado emocional. El niño se manifiesta emocionalmente a través del movimiento, se descubre a sí mismo y también al mundo que le rodea. Mediante el movimiento libre y la danza traduce su alegría y manifiesta sus impulsos y emociones.

El juego instrumental: 
Pretendemos despertar el placer de tocar instrumentos y de expresarse mediante sonidos y ritmos. Todos los instrumentos son válidos para la exploración y el disfrute de los sonidos. Queremos que el niño sea capaz de reproducir y adivinar ritmos sencillos a través de los instrumentos, así como acompañar canciones y danzas.